lunes, 30 de septiembre de 2013

Taller Sobre-citos en la Mantovani (Santa Fe)


Desarrollo del taller en el congreso
Territorios en Construcción
Escuela de Artes Visuales "Prof. Juan Mantovani" Santa Fe


Libros Colaborativos realizados por intercambio postal



Producción de sobre-citos para el libro colaborativo






Participantes del taller en pleno trabajo





Terminando los sobre-citos...




Intercambio de sobre-citos 1 x1


Edición 30 sobrecitos numerados y firmados
para intercambiar... apropiación y collage de poemas de Juan Gelman
del libro CÓLERA BUEY.

TALLER DE LIBROS COLABORATIVOS – PROYECTO SOBRE-CITO 2013

Texto publicado en el libro del Congreso Internacional de Artes Visuales
TERRITORIOS EN CONSTRUCCIÓN (Escuela Prof. Juan Mantovani - Santa Fe)

EL LIBRO COMO SOPORTE ARTÍSTICO

Todos sabemos a qué nos referimos cuando hablamos de "libro-objeto" o "libro de artista". Algo así como un libro intervenido y trabajado manualmente al punto tal que pierde su finalidad como instrumento de difusión de textos para transformarse en una obra de arte.[i]

En el siglo XX el libro se convierte en soporte de variadas manifestaciones artísticas. Podemos encontrar muchos intentos de definir al Libro de Artista, formato híbrido que se encuentra en una zona de intersección de diferentes disciplinas, campos e ideas. Por la amplitud de posibilidades que brinda se hace difícil hacerlo con exactitud. El libro de artista es una obra que parte de la bidimensionalidad de la página, pero se construye en la tridimensión del objeto.
Carrión definía, en 1979, en el ensayo Bookworks Revisited: “un libro es una estructura tridimensional, un mensaje a través de un soporte secuencial”; y en The New Art of Making Books, en 1975, afirmaba que: “El libro más bello y perfecto del mundo, es un libro de hojas blancas”. Manifiesta que la clave de hacer libros de este modo no estaba en su marginalidad, ni en el fetichismo de la pieza única, sino en lo que negaban, en el desengaño del que eran fruto, en su potencial de amenaza.[ii]

 Algunas características que lo diferencian del libro ilustrado o del libro de arte son:

-          Es concebido por uno o más artistas como obra de arte que utiliza el libro como soporte material, resignificando un libro ya editado (reciclándolo o interviniéndolo) o elaborando una creación totalmente nueva. En palabras de Antonio Gómez: El creador de libros-objeto, hace libros, utiliza eficientemente las posibilidades espaciales de la página, explota su potencialidad táctil y propone formas, medidas y colores adecuados. Es el único responsable de que el libro alcance a ser un hecho real.[iii]

-          Integra imagen y texto en un espacio secuenciado de lectura: algunas veces puede ser más cercano a lo literario con predominio del texto, en otros casos son juegos visuales o táctiles en los que predominan las texturas y las formas en una composición estética.

-          Es una obra original que utiliza  diferentes medios de realización y producción: pintura, dibujo, grabado, fotografía, textos impresos o manuscritos, collage, plegados y troquelados son algunas de las alternativas posibles de trabajo.

-          Puede ser  único o seriado: como obra única el libro de artista no se edita ni se multiplica, es un ejemplar único. En el caso de los libros seriados, pueden ser realizados manualmente, haciendo copias del  primer modelo, o pueden editarse con técnicas de reproducción mecánica, ya sea artística o industrial.

-          Apela a la participación del lector-espectador, que al manipular y leer el libro introduce el factor temporal.

-          Los formatos y apariencias pueden ser muy variados, un libro de artista puede ser muy pequeño o superar la escala humana, agigantándose y apropiándose del espacio como una instalación.

Más allá de cualquier clasificación posible, los libros de artista son obras híbridas que permiten múltiples abordajes, tanto en su elaboración como en su lectura.

Es decir, “un libro” que en su origen es contenido y contenedor desde el sentido mismo de su creación, implica ese entrecruzamiento donde el libro se manifiesta como espacio y que la “máquina” secuencial se pone en marcha cuando creador y usuario detonan dicha relación. El creador dispone “un contenedor”, el lector compone “un contenido”. El momento-espacio se revela. Y la autonomía originaria del libro se expresa de manera plena cuando contenido y contenedor pueden sostenerse sin mediaciones.[iv]

COLABORACIONES E INTERCAMBIOS EN RED

El espíritu democrático del Arte Correo, como tendencia desmarcada de la institución ARTE, se hace presente en este tipo de propuestas de trabajo. Se basa en la reciprocidad y la confianza, y tiene carácter no comercial. Las obras se intercambian, se exponen, se regalan, no se venden.
Se utilizan las herramientas digitales disponibles en la actualidad para dar difusión a las convocatorias, realizar acuerdos, compartir ideas y puntos de vista, y el correo postal para concretar los intercambios a la distancia.
Como expresa Clemente Padín: Precisamente la interactividad y la comunicación son los fundamentos que sostuvieron y sostienen las redes del arte correo en todo el mundo. Y esas características básicas se han trasmitido al Networking y a la Cybercultura y son el pan y la sal de las nuevas comunidades generadas en la cultura digital.[v] La trama de red generada a partir de los envíos por correo postal y los listados de participantes con sus respectivas direcciones, es anterior a la aparición de Internet. Hace más de 40 años los artecorreístas crearon modos de comunicación y trabajo colaborativo similares a los que hoy utilizamos en las redes sociales. La percepción del tiempo y del espacio ha sido afectada por las nuevas tecnologías, generando una simultaneidad des-espacializada. La conexión de puntos distantes en tiempo real agiliza los procesos de comunicación y colaboración, ofreciendo múltiples posibilidades creativas.
En este tipo de proyectos un artista convoca a otros a colaborar en la realización de un libro. Puede llevarse a cabo por invitación individual o por convocatoria abierta utilizando las redes sociales o sitios especialmente creados para profundizar en el lenguaje del libro de artista, como por ejemplo: Red Libro de Artista <http://librodeartista.ning.com> (en español) o Artists Books 3.0  <http://artistbooks.ning.com> (en inglés).
Los miembros de estas redes disponen de una página personal en la que se pueden publicar textos e imágenes, compartir contenidos, proponer discusiones, organizar grupos de trabajo y colaboración, entre otras posibilidades. Estos sitios favorecen el diálogo, el debate, la investigación y la puesta en común de saberes para la construcción grupal de conocimientos a partir de los aportes individuales de sus miembros.
Artists Book 3.0 es una red creada por Robert Heather, Director de la Biblioteca Estatal de Victoria (Melbourne – Australia) para creadores de libros de artista, encuadernadores, libreros, investigadores y estudiantes. Es una red en la que predominan los integrantes de habla inglesa: australianos, ingleses, sudafricanos y estadounidenses. Cuenta con más de 2800 miembros en la actualidad.
Red Libro de Artista fue creada por Jim Lorena y Antonio Damián Ruiz (España) a partir de una convocatoria realizada por Jim para el proyecto LIBRO AZUL. La mayor parte de los integrantes son españoles y latinoamericanos. “Esta es una red social creada con el objetivo de fomentar el coleccionismo del soporte creativo que denominamos Libro de Artista en la comunidad Iberoamericana. Relacionar a los autores, editores, curadores, galeristas, libreros, investigadores, coleccionistas y demás personas interesadas. Establecerse como un nodo en los flujos de información que Internet ofrece, para ahorrar tiempo y esfuerzos a todos aquellos que quieren desarrollar un trabajo colaborativo”[vi], según se expresa en la cabecera del sitio. Cuenta con 2890 miembros.
Para participar en estas redes hay que enviar una solicitud de membresía y una vez que ésta es aceptada, las primeras tareas son establecer un perfil, compartir fotografías de obras, agregar “amigos” y realizar comentarios. Visitando las páginas asiduamente se puede participar en los grupos, entablar diálogos y subir  vídeos y blog-posts. A medida que se avanza con el trabajo en las redes es posible responder a propuestas de trabajo colaborativo, convocatorias de intercambio y  participar en discusiones.
Las convocatorias de intercambio consisten generalmente en la realización de una determinada cantidad de libros, uno por cada miembro que participa más alguno/s adicionales para exposiciones grupalmente consensuadas o donaciones a bibliotecas y espacios culturales. Con un tema y un formato convenido entre los participantes (por lo general un tamaño pequeño y de bajo peso, lo que facilita el traslado y disminuye los gastos de envío) cada artista comienza su trabajo creativo, teniendo en cuenta las ideas surgidas de las discusiones y los acuerdos realizados colectivamente en cuanto a soportes, técnicas, etc. Los procesos individuales de creación muchas veces son compartidos en los foros mediante fotos, videos y comentarios de los avances realizados. La puesta en común de estos procesos es una de las posibilidades más interesantes y enriquecedoras del trabajo en red. Habitualmente se pone una fecha límite para finalizar los libros que  luego se envían por correo postal a cada destinatario, para componer una pequeña colección. Es importante el cumplimiento de esta fecha límite para que todos los involucrados en la convocatoria puedan recibir el material en tiempo y forma.
De esta manera cada participante recibe una cierta cantidad de libros y decide qué tipo de contenedor elaborar de acuerdo a la estética del conjunto. Cajas, bolsas, folios o carpetas son algunas de las alternativas para mantener la colección organizada y bien conservada. A veces los participantes deciden incluir en la colección los sobres del envío postal correspondiente, que ocasionalmente son intervenidos artísticamente con sellos, estampillas apócrifas, leyendas o expresiones pictóricas, constituyéndose en parte de la obra.
Las expresiones THE ENVELOPE’S GALLERY o THE ENVELOPE’S MUSEUM habituales en el Arte Correo, remiten al sobre como micromuseo o microgalería de arte. A partir de esta frase surgió mi proyecto SOBRE-CITO 2013 que propone el intercambio 1 x 1 de minilibros-sobres, citando frases de algún autor de interés del participante. La convocatoria fue realizada en la Red Libro de Artista, en el grupo INTERCAMBIO DE MINILIBROS y compartida en Facebook. Las obras recibidas se documentan en el blog:

DE LA PÁGINA  AL LIBRO COLECTIVO COMO CONSTRUCCIÓN GRUPAL.

Otro tipo de convocatorias están destinadas a elaborar libros colectivos. Cada integrante realiza una o más páginas, editando una cierta cantidad acordada de copias, que pueden ser iguales o diferentes, según lo pautado en el proyecto. Las páginas de artista deben respetar una medida, gramaje y temática ya que luego serán ensambladas para armar los libros.
En algunas propuestas un artista se hace cargo de la edición, entonces solicita que se le envíen todas las páginas para elaborar los volúmenes. Estas luego son perforadas y anilladas. El organizador compone los libros según su propio criterio y los envía a todos los participantes junto con un listado de contacto. Son ejemplo de este tipo de propuesta los volúmenes de 22 coordinados por Susanna Lakner (Alemania), PULPO de Carlos Botana (España), EL CUERPO HUMANO de Felipe Lamadrid (España) y MAIL ART MAKES THE WORLD A TOWN de Cheryl Penn (Sudáfrica).
Otro tipo de convocatoria consiste en que cada autor realice un determinado número de páginas, respetando una temática, gramaje y medidas como en el caso anterior, pero luego las envía directamente a cada participante, ya sea por correo electrónico o por correo postal, según lo estipulado con anterioridad. En el primer caso cada participante imprime en destino las páginas recibidas para conformar el libro. En el otro caso cada artista reúne las páginas recibidas en su domicilio y arma su libro según lo pautado con el grupo, cosiéndolas o pegándolas, encuadernándolas o creando contenedores especiales, según las características de la propuesta.
En esta propuesta de construcción colectiva de un libro de artista, SOBRE-CITO propone la elaboración individual de un libro-sobre de 10 x 15 cm con las citas seleccionadas por cada participante, utilizando las técnicas y materiales que crea convenientes. Una vez elaborados los sobrecitos, se dialogará grupalmente para convenir una manera de reunirlos para conformar un libro.  Cada participante aportará al libro colectivo su propio sobrecito y recibirá a cambio uno realizado por la tallerista. El libro colectivo será expuesto en el mes de  diciembre en el Museo de Arte de Cañada de Gómez junto a otros libros recibidos en intercambios internacionales.



[i] PADÍN, C. El libro en tanto soporte artístico.[en línea] [Consultado 1/8/2013] Disponible en: <http://www.escaner.cl/escaner75/acorreo.html>

[ii] ESPINOSA, C.H. Ulises Carrión: De nuevo el nuevo arte de hacer libros [en línea] [ Consultado el 1/8/2013] Disponible en: <http://revista.escaner.cl/node/6849 >

[iii] GÓMEZ, A. Del lenguaje visual al libro-objeto.[en línea] [Consultado el 3 de julio de 2013] Disponible en: <http://librodeartista.ning.com/group/historiateoriayargumentos/forum/topics/del-lenguaje-visual-al>
[iv]  ESPINOSA, C.H. Ulises Carrión: De nuevo el nuevo arte de hacer libros [en línea] [ Consultado el 1/8/2013] Disponible en: <http://revista.escaner.cl/node/6849 >

[v] RESTREPO, T. Entrevista a Clemente Padín  sobre Arte Correo. Contexto Latinoamérica [en línea] [Consulta: 10 de agosto 2013] Disponible en: < http://clementepadin.blogspot.com.ar/2009/02/entrevista-sobre-arte-correo-contexto.html >

[vi] LORENA, J. y RUIZ, A. RED LIBRO DE ARTISTA. Disponible en< http://librodeartista.ning.com/>